The VICE Channels

      Cuando una playera de México fue un arma de ayuda en la guerra de Irak
      Foto: Twitter Sergio Tristán
      October 7, 2015

      Cuando una playera de México fue un arma de ayuda en la guerra de Irak

      Cuenta Eduardo Galeano en su libro "El Futbol a sol y sombra", la anécdota de dos periodistas mexicanos que cubriendo el conflicto bélico en la ex Yugoslavia fueron interceptados por un grupo de oficiales tras cruzar líneas enemigas. Epigmenio Ibarra y Hernán Vera fueron apuntados con armas de alto calibre por dos soldados que bramaban en un lenguaje que era totalmente desconocido para los dos informadores mexicanos.

      Los periodistas intentaron decir que eran parte de la prensa que cubría la guerra, pero el problema del lenguaje hacía que la situación se tensara a un nivel superlativo. Cuando fueron tirados al suelo y apuntados nuevamente con un arma, los informadores únicamente atinaron a sacar su pasaporte mexicano y cubrirse el rostro. Cuando los soldados yugoslavos vieron el documento, gritaron ¡MÉXICO... HUGO SÁNCHEZ! Y de un jalón, levantaron del suelo a Ibarra y Vera para abrazarlos, saludarlos y preguntarles por el ídolo que en aquel entonces estaba por abandonar al Real Madrid.

      LEE ADEMÁS: El 'Ejército de Pancho Villa', una gran historia de apoyo

      El futbol puede ser una gran arma que salve vidas. Que intensifique relaciones y haga más humanas a las personas hasta en los momentos más duros que se nos presenten. Tal es el caso de Sergio Tristán, fundador del Ejército de Pancho Villa, grupo de animación que apoya al Tri en la Unión Americana.

      Foto: Twitter Sergio Tristán

      Sergio estuvo en la infantería de Estados Unidos en la guerra de Irak. Estuvo en las líneas de combate entre 2004 y 2006, tiempo en el que utilizó el futbol como un arma para hacer relaciones con soldados y líderes iraquíes. En esta ocasión, contó a VICE SPORTS su historia en la guerra, y cómo el futbol lo llevó a crear el grupo de animación que tendrá cerca de 1,500 personas en el partido del próximo sábado entre México y los Estados Unidos.

      "Lo que más me ayudó para hacer buenas relaciones con los iraquíes fue el futbol. Estuve en Irak entre 2004 y 2006 y no sé si recuerdes, pero en 2005 fue cuando México ganó el Mundial Sub 17, así que por el futbol y por la sensación que daba el Tri pude hacer una relación muy buena con gente iraquíe, con líderes de mi región porque a ellos les encantaba que yo apoyara a la selección mexicana, les encantaba saber que yo sabía de futbol y que conocía a los clubes 'grandes' como Barcelona o Real Madrid, a los jugadores y eso les fascinaba".

      Incluso, el ahora abogado nacido en la ciudad de Texas, cuenta que le pedía a familiares que le enviaran a Irak cosas de la selección mexicana para que él pudiera regalárselos a la gente que te estaba en ese instante en batalla.

      Le llamaba a mi novia que ahora es mi esposa, ella me mandaba playeras de la selección mexicana o balones que decían México, eso se lo daba a los iraquíes como regalo. Yo usé al futbol como un arma para establecer relaciones con la gente de Irak. El futbol me sirvió tremendo en mis tiempos en la guerra

      Sergio es una persona que lleva el futbol en la piel, pero sobre todo, en la sangre. Nacido en los años 80 en la Unión Americana, pero con familia de San Luis Potosí, vivió tiempos en que la comunidad mexicana no era tan amplia como lo es ahora. Pudo ser un férreo hincha de los Estados Unidos, pero acabó eligiendo a México como el futbol que lo representaba.

      Foto: Facebook Pancho Villa's Army

      "Soy una persona de la generación de los 80, mi familia llegó a Estados Unidos en esa década. En ese tiempo, la comunidad mexicana se juntaba mucho como cualquier otro grupo inmigrante, yo me crie en esa comunidad la cual veía solamente el futbol mexicano. Crecí con él, mi único equipo era la selección nacional. Me iba cada verano a San Luis con mis abuelos y ahí solo veíamos futbol mexicano y por eso dije que mi selección era la azteca", detalló.

      Crear el 'Ejército de Pancho Villa' le ha dado la posibilidad no solo de estar cerca de la selección, sino de conocer más gente la cual tiene su misma idiosincrasia, habla el mismo lenguaje y tiene los mismos gustos culinarios. Su familia, la cual vive en diversos estados de la Unión Americana, fue uno de los grandes pretextos que tuvo para crear este grupo de animación.

      "Como mexicano-americano, mi familia se ha movido por todas partes de los Estados Unidos, buscando esa cultura y ese grupo que teníamos empezamos también a ver cómo juntarnos, al menos un día tratar de hablar en español, comer nuestra comida, festejar como lo hacen los mexicanos".

      Toda persona evoluciona, y eso es lo que Sergio Tristán busca hacer con su grupo de animación, el cual mantendrá el apoyo al Tri, pero también, en unos meses más, tendrá una vertiente que servirá como fundación para que los niños latinos puedan jugar futbol en los Estados Unidos.

      Foto: Facebook Pancho Villa's Army

      El nombre es por un ejército pero de apoyo, no que incite a la violencia. Lo hice para que la gente viera que había líderes y que tenían maneras de apoyar a la selección. Lo relacioné con una persona famosa, que estuvo en la Revolución y que hiciera clic para traer a gente al grupo para apoyar a México.

      Como cualquier otro grupo, tenemos nuestras porras que adaptamos de diferentes canciones, tenemos tambores, trompetas, mantas, de todo.

      Te lo aviso como algo exclusivo, pero el futuro de esto (del Pancho Villa's Army) es hacer una fundación que vamos a empezar el día 1 de enero para promover el futbol latino, el mexicano aquí en los Estados Unidos y ayudarle a niños de bajos recursos para que cumplan su sueño. No sé si ustedes lo saben, pero acá en los Estados Unidos se tiene que pagar para jugar en un club de categoría de primer nivel, deben pagar una colegiatura, sus tenis y su uniforme, una membresía anual, los gastos del entrenador. Para ayudarlos, porque yo fui ese niño que quería jugar futbol y no tenía el dinero para pagar un club, queremos hacer esa fundación y buscar el talento mexicano-americano y ayudarlo a proyectarse

      Una de las grandes preocupaciones que hay en este instante alrededor del juego entre México y Estados Unidos, son los problemas racistas que se pueden dar tras los comentarios de Donald Trump. Sin hacer referencia a este personaje, Sergio Tristán tiene un proyecto llamado 'El Respeto', el cual busca generar una buena interacción e intercambio de regalos entre el 'Ejército de Pancho Villa' y los 'American Outlaws', la porra estadounidense que estará presente también en el Rose Bowl.

      Foto: Pancho Villa's Army

      "Tengo un proyecto que se llama "El Respeto", el cual estamos haciendo con gente de los Estados Unidos, con los American Outlaws, para que al final, podamos intercambiar bufandas y poniendo fotos para promover la no violencia", sostuvo.

      Sergio Tristán quiere festejar junto a todo México el triunfo del Tri ante los Estados Unidos. Su pronóstico es curiosamente, el mismo resultado que la Sub 17 tuvo en Perú durante 2005. Un 3-0 con doblete de Jesús Manuel Corona y otro tanto de Andrés Guardado. El mexico-americano acepta que la selección del 'Tuca' sufrirá en el primer tiempo, tal y como él seguramente sufrió a la lejanía por aquel partido, solo que en esta ocasión, no lo hará desde Irak sino desde el propio Rose Bowl.

      comments powered by Disqus