Mick Fanning regresa al agua un año después de su encuentro con un tiburón

El campeón del mundo australiano posee demasiados buenos recuerdos como para dejar de competir en el siguiente J-Bay Open.

|
28 junio 2016, 4:40pm

Mick Fanning embraces Kelly Slater moments after the incident. Photo via WSL / Kirstin SCholtz

El encuentro de Fanning en 2015 con un tiburón blanco fue todo menos gracioso

El 19 de julio de 2015, Mick Fanning fue atacado por un tiburón blanco durante una final del J-Bay Open en Sudáfrica —evento organizado todos los años por la World Surf League—. Algunos dicen que fue un "encuentro" luego de que el tiburón se enredara en la cordón de seguridad sobre la pierna de Mick, mientras que otros lo califican de un ataque directo. Pero no cabe duda que lo que sea que sucedió allá afuera fue un momento aterrador para el surfista, sus amigos, familiares, y en realidad para todos en el evento.

En los meses posteriores al incidente, hubo dudas sobre si la WSL debería regresar a la Bahía de Jeffreys donde la población de tiburones crece cada vez más. Cuando la WSL anunció por fin que el evento se realizaría en 2016, la pregunta que todos se hicieron fue la siguiente: ¿Se animará Mick a concursar?

Su respuesta: un enfático "sí".

Cuando Mick anunció que se tomaría un tiempo para alejarse de la competición para "volver a empezar", también mencionó que planeaba reaparecer en J-Bay.

Luego de acumular tantos buenos recuerdos a lo largo de los años (de hecho ha ganado el evento tres veces) Mick dijo a los reporteros que "irse de esta forma no se siente bien".

"También se trata de superar algo en mi mente que de verdad quiero superar", dijo.

Desde aquel primer comunicado en febrero, la WSL ha sido un tanto implacable cubriendo su regreso, desde el primer anuncio, una entrevista donde se menciona su retorno y, esta semana, una entrevista más.

No exageran, es un asunto serio. ¿Te puedes imaginar lo que debe sentirse volver a competir en el lugar donde estuviste cara a cara con la muerte?

En una entrevista, Mick comenta a la WSL, "Es una de esas cosas donde estás en el océano y no hay mucho que puedas hacer. Tienes que pensar positivamente y esperar que nada pase. Obviamente la primera ronda será un poco difícil de procesar. Pero he surfeado en diferentes lugares y visto tiburones. Pero no me trajo ningún recuerdo de aquel día. Sólo se dio y la vida sigue".

Muy bien por ti Mick.

En respuesta al incidente del año pasado, la WSL ha mejorado su vigilancia contra tiburones y colocado una patrulla acuática adicional, al igual que implementado nueva tecnología de navegación por sonido como el sistema Clever Buoy.