Michael Bennett asegura haber sido víctima de racismo en Las Vegas

Después de la pelea Mayweather-McGregor en Las Vegas, Bennett asegura haber sido arrestado erróneamente y escuchado a un oficial de policía decir que le volaría la cabeza si se movía.

|
sep. 6 2017, 4:25pm

Después de asistir a la pelea entre Mayweather y McGregor en Las Vegas, el defensivo de los Seahawks de Seattle, Michael Bennett, se encontraba caminando en la banqueta cuando de la nada se escucharon "lo que parecían disparos". Bennett detalló la situación en una carta que subió a Twitter el día de hoy, y afirmó que después de huir de las supuestas detonaciones, la policía acordonó el área, lo detuvo y empleó fuerza excesiva para arrestarlo.

"Los oficiales de la policía de Las Vegas me detuvieron y apuntaron sus pistolas hacia mí por el simple hecho de ser un hombre negro en el lugar y en el momento equivocado", escribió Bennett.

"Mientras estaba tirado en el piso, cumpliendo las órdenes que me daban para no moverme, [un oficial] colocó su pistola cerca de mi cabeza y me advirtió que si me movía me volaría la cabeza".

Bennett detalla el arresto y el momento en que temió por su vida cuando un oficial puso su rodilla sobre su espalda, hasta el punto de no poder respirar, y colocó las esposas tan fuerte que perdió sensibilidad en sus dedos. De acuerdo con Bennett, los oficiales lo liberaron después de darse cuenta que era un famoso jugador de futbol americano y no un "matón, un criminal cualquiera o un hombre negro común y corriente".

Bennett, quien se ha convertido en un sólido activista dentro de la comunidad de la NFL, no tardó en darle al incidente un contexto apropiado:

"Siempre he poseído la fuerte convicción de que protestar o no callarse por algo justo es simplemente lo correcto. Por ello, si duda, me quedo sentado antes de cada partido durante el himno nacional, porque no hay igualdad en este país y sin importar cuánto ganes, qué puesto tengas o cuánto des, cuando eres visto como un negro siempre serás tratado de esa forma".

Esta es la versión completa de la carta de Bennett:

La carta de Bennett coincide con un artículo reciente sobre el jugador de los Seahawks titulado "Michael Bennett es un activista disfrazado de jugador de futbol americano", donde se habla de la faceta del jugador como activista al lado de Colin Kaepernick.

"Imagínense a mí, Tom Brady, Colin Kaepernick, Greg Olsen, mi hermano [Martellus Bennett] todos juntos diciendo 'estamos cansados de lo que sucede en Estados Unidos. Queremos pelear por los derechos de las mujeres. Queremos pelear para asegurarnos que los niños de las minorías sientan que pertenecen a un lugar. Queremos desafiar a nuestras marcas y ligas para asegurar de que suceda'. La gente se uniría cada vez más".

Pero Bennett es realista, y es consciente de que tal unidad jamás se dé.

"No nos amen sólo cuando estamos atrapando balones. Ámennos por nuestra cultura, por lo que pasamos día a días, y por lo que hicimos en la sociedad".

Colin Kaepernick, quien ha permanecido relativamente silencioso durante la agencia libre, envió un mensaje de solidaridad a Bennett vía Twitter: