Imagen vía Monster

Ricky Carmichael, el rey de las motos que odiaba la velocidad

Al piloto norteamericano Ricky Carmichael se lo conoce como The G.O.A.T. por su infinita lista de títulos. Descubrimos por qué una leyenda así jamás querría pilotar en el MotoGP.

|
jul. 6 2015, 8:50am

Imagen vía Monster

Ricky Carmichael nació en Clearwater, Florida, en 1979, y creció y creció hasta convertirse en la persona que más títulos acumula en Motocross y Supercross. Carmichael, a quien conocen como "The G.O.A.T.", está totalmente acostumbrado a hacer las virguerías más locas con la moto... pero jamás participaría en el MotoGP porque resulta que le da miedo la velocidad. Hablamos con él para descubrir cómo es eso posible.

Te conocen como "The G.O.AT."; cuéntanos qué hay detrás de ese sobrenombre.

Son las iniciales de "The Greatest of All Times" [el mejor de todos los tiempos]. Recuerdo que un amigo me llamó así, alguien de prensa lo oyó... y desde entonces, lo empezaron a escribir en las revistas.

Acumulas una infinidad de títulos a lo largo de tu extensa trayectoria deportiva, tanto en Motocross como en Supercross. ¿Cómo conseguiste estar motivado para seguir ganando y permanecer en lo más alto durante tantísimo tiempo?

La razón principal era mi pánico a perder. Era superior el miedo a perder a las ganas de ganar, y eso me llevaba a prepararme mucho y muy duro. Además, la gente que me ha rodeado durante todo este tiempo me ha apoyado muchísimo y eso ha sido también de gran ayuda. Parte de todos los éxitos que he conseguido se lo debo a ellos.

¿Cuándo decidiste pasar de las dos a las cuatro ruedas?

Tan pronto como me retiré del Motocross, me propusieron la opción de correr en coche y lo aproveché. Pensé, "¿por qué no?". Era una muy buena oportunidad para mí, dije que sí, y terminé compitiendo en coches durante tres años. Fue una época buenísima. Las cuatro ruedas me encantaron y atraparon enseguida. Es algo totalmente distinto a lo que había estado haciendo toda mi vida, pero me gustaron algunos aspectos típicos de esta modalidad: los asientos, los cinturones, la carrocería que te envuelve... todo ello aporta una sensación de seguridad muchísimo mayor de la que tienes en moto.

Ricky Carmichael haciendo una de sus virguerías. Luego dice que prefiere los coches porque "son más seguros". Ya, claro. Imagen vía Monster.

Y si tuvieses que elegir entre coches o motos ahora mismo... supongo que elegirías lo segundo, ¿no?

Dependiendo de la época o etapa de mi vida. Y también depende de qué tipo de coche. Creo que, a día de hoy, elegiría antes la NASCAR que las motos. Éstas son mucho más exigentes a nivel de preparación, siempre tienes que estar trabajando y es bastante más peligroso. Se alcanzan velocidades altísimas, los saltos requieren mucha técnica, si te caes no tienes protección alrededor... pillas tú. Para ser honesto, casi que mejor los coches.

¿Y entre Motocross y Supercross?

Mmm.... [lo piensa unos segundos]. Seguramente Motocross, porque el Supercross implica más trabajo y muchísimo talento. En Motocross, si trabajas muy duro, puedes obtener buenos resultados. En Supercross, en cambio, la preparación no es suficiente: requiere muchísima técnica e infinito talento si quieres destacar. Para hacer los trucos se necesita una habilidad especial.

¿Dónde practicabas? Tienes un rancho enorme perfecto para ello...

Sí, tengo un rancho que es ideal para entrenar y, antes de tenerlo, iba a otros circuitos cercanos. Me pasaba el día rodando sin parar. Entrenamiento, entrenamiento, entrenamiento y más entrenamiento.

¿Tenéis muchos circuitos en Florida?

Sí, muchísimos, y encima cerca de casa.

¿Hay mucha tradición allí?

Creo que el mundo del motor y las motos en particular es algo que está mucho más arraigado en España o Europa en general. En Florida no tanto. Allí se lleva más el fútbol americano o el béisbol, que son los deportes tradicionales.

¿Cómo te preparabas para las carreras cuando estabas en activo?

Lo hacía todo durante los primeros cinco días: cuando llegaba el fin de semana, no hacía nada especial. Prepararme así me daba mucha confianza y seguridad de cara a las carreras.

Ricky Carmichael con Bradley Smith en Montmeló. El bueno de Ricky parece disfrutar bastante la vida del 'paddock'. Imagen vía Monster.

Los pilotos de velocidad suelen practicar otras modalidades —como Motocross, dirt track o Supermotard– para trabajar y mejorar diferentes habilidades. No sólo se centran en ir al gimnasio o salir en bici.

También hacía algo parecido: mucho gimnasio y todavía más entreno en moto, aunque siempre machacaba mi especialidad.

¿Disfrutabas entrenando?

Lo cierto es que no siempre me lo pasaba bien, la verdad. Es un oficio y, en el trabajo, no siempre disfrutas. Seguro que los pilotos de MotoGP no siempre se divierten. Para ser campeón tienes que prepararte muy duro.

¿Te costaba estar tranquilo?

Tienes mucha presión encima, pero cuando te conviertes en profesional, te acostumbras y no se hace tan duro estar concentrado o evitar que las cosas te afecten emocionalmente. Es relativamente sencillo porque cada fin de semana tienes la oportunidad de intentarlo de nuevo. Si un día va mal, puedes probarlo de nuevo en la próxima.

Carmichael marcándose un saltito de esos que cualquiera de nosotros podría dar en patinete (?). Imagen vía Monster.

Has acumulado muchos récords a lo largo de tu trayectoria profesional: por ejemplo, en 2002 ganaste TODAS las carreras del campeonato. En 2004 repetiste el hito. ¿Qué récord te hubiese gustado conseguir?

Me hubiese encantado tener más títulos mundiales en Supercross.

¿Te obsesionan los récords? Suele ser un tema bastante recurrente para la prensa.

Pues sinceramente, no era algo que me importase mucho. Me centraba en tirar hacia delante e intentar ganar. Si consigo récords, está bien, pero si no lo hago, no pasa nada.

¿Te gustan los circuitos de velocidad o sólo estás interesado en el off-road?

Me encanta el MotoGP. Tengo un gran respeto hacia los pilotos y me gusta muchísimo toda la tecnología.

¿Quizá demasiada?

No, está bien. Es muy útil.

Hay algunos pilotos como Casey Stoner o Marc Márquez que se guían más por sensaciones, mientras que otros como Dani Pedrosa utilizan muchísimo más la tecnología...

Creo que tiene que haber un equilibrio. Debemos escuchar a los ingenieros y éstos tienen que escuchar a los pilotos. Es necesario algo intermedio.

¿Te hubiese gustado participar en alguna carrera del Mundial de MotoGP o de velocidad en general?

¡NUNCA! [ríe] No me gusta tanta velocidad. Me da miedo. Como mucho probarla tranquilamente, con un ritmo lento, pero nada de ir a tope.

¿Qué aficiones tienes?

Cuando era pequeño me gustaba jugar a béisbol e ir en moto. Después, de adolescente, me empecé a aficionar a los deportes acuáticos, como wakeboard o esquí acuático.

¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿Estás pensando en participar en pruebas como el Dakar por ejemplo?

De momento, en mis planes de futuro está continuar con los asuntos en los que estoy centrado a día de hoy. Me encanta atender a los fans, a la prensa, los eventos... Pero también me gustaría ganar títulos, no como piloto, sino como dueño o jefe de un equipo.

Si no hubieses sido piloto... ¿Qué te hubiese gustado ser?

Jugador de béisbol, sin duda alguna. Es un deporte que me apasiona.

Tienes preferencias por algún piloto del 'paddock'?

Me gustan muchísimos. ¡Quizá los pilotos Monster! [ríe]