Mira el emocionante homenaje que dedicó la NBA a Kobe Bryant

Kobe Bryant jugó su último All-Star en el Air Canada Center de Toronto y el mundo del baloncesto aprovechó la ocasión para brindarle un bonito tributo.

|
15 febrero 2016, 2:29pm

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El partido del All-Star de la NBA es una farsa: eso lo sabemos todos. Es un espectáculo montado para llenar las arcas de la ciudad elegida —este año, Toronto— mediante una reunión de superestrellas que juegan como pollos sin cabeza. No hay competición ni tensión alguna: la única regla es dar espectáculo.

Y nos encanta.

Este año, el partido acabó 196-173 para la Conferencia Oeste. En total se anotaron 369 puntos, 48 más que la temporada pasada: la palabra 'defensa', como debe ser en un All-Star, no existió en ningún momento.

Lo más relevante de este All-Star, sin embargo, fue sin duda la despedida de Kobe. Era la decimoctava vez que Bryant participaba: a pesar de que su temporada está siendo bastante mediocre, 'Black Mamba' no podía faltar a la cita.

"No voy al All-Star para ganar el MVP. Con jugar diez minutos tengo suficiente", dijo el propio Kobe unos días antes del partido. Evidentemente, nadie le creyó: Bryant no va a ningún lado 'a participar'. Eso es para segundones.

Precisamente por eso la NBA le dedicó este bonito vídeo de homenaje agradeciéndole todos sus años en la élite.

LeBron James, que aseguró en el vídeo que echará de menos a Bryant, no se cortó a la hora de... bueno, ofrecerle un tributo a su manera.

Kobe terminó el partido con 10 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias en 26 minutos, lejos de sus mejores noches. El MVP de la noche se lo llevó Russell Westbrook por segunda vez consecutiva; Kobe se llevó el respeto de sus compañeros y el amor del Air Canada Center de Toronto.

Tras el partido, Magic Johnson aseguró que Kobe Bryant "nos había hecho soñar durante 20 años"; Michael Jordan se preguntó qué haría 'Black Mamba' después del baloncesto.

Desgraciadamente, parece que la ACB está descartada. ¡Qué pena!