cine

grandes directores (y sus películas) que brillarán en 2018

Presentamos 7 producciones españolas que prometen regalarnos el mejor cine del año que entra.

Marc Muñoz

Fotograma de 'Quién te cantará'

A contados suspiros para claudicar el curso, i-D realiza una avanzadilla para empezar a discernir los proyectos más estimulantes que nuestra cinematografía tiene preparados para descargar a lo largo de 2018. Siete películas dirigidas por (casi) recién llegados, directores de prestigio e incluso directores con dos Oscar atraídos por nuestro talento actoral más internacional.

Quién te cantará, Carlos Vermut
Uno de los cineastas más iconoclastas e inclasificables del panorama actual vuelve a la carga con un tercer título que seduce ya desde su mero argumento: Nawja Nimri se pone en la piel de una famosa cantante retirada que, tras un accidente, pierde la memoria. Su única salida para volver a ser la figura que era pasa por confiar en una imitadora. Cruce de drama y melodrama bajo el sello desconcertante y peculiar del de “Diamond Flash”.

Todos los saben, Asghar Farhadi
El director iraní formula en territorio peninsular su siguiente proyecto tras el Oscar (su segundo) conseguido por El viajante. Con un equipo técnico y artístico español, Farhadi se rodea de algunos de los actores más prestigiosos de habla hispana. Una coproducción entre España-Francia-Italia que pone el foco en el viaje de una familia de Buenos Aires al pueblo natal de la madre con la intención de asistir a una celebración. Sin embargo, una serie de acontecimientos imprevistos marcarán para siempre la historia personal de los implicados. Penélope Cruz, Javier Bardem, Ricardo Darín, Eduard Fernández, Inma Cuesta, Bárbara Lennie, Elvira Mínguez y Ramón Barea aportan el lustre a este drama escrito por el propio autor de Nader y Simín, una separación.

Memorias de un hombre en pijama, Carlos Fernández de Vigo
La última adaptación de un cómic de Paco Roca, “Arrugas”, puso en aprietos las reservas lagrimales de un buen número de espectadores. Ahora un trabajo suyo vuelve a ser trasladado a la gran pantalla, esta vez de la mano de Carlos Fernández de Vigo (responsable del estudio de animación Moonbite), y con un tono y enfoque diametralmente opuesto al de su anterior obra. “Memorias de un hombre en pijama” combina la animación (80%) con la imagen real (un 20%) para elaborar un retrato contemporáneo de las relaciones de parejas disfuncionales, la soltería y las formas de relacionarnos. Raúl Arévalo y María Castro se prestan para la parte de no animación.

Reservat al personal, Neus Ballús
La directora catalana Neus Ballús vuelve a ponerse detrás de las trincheras para dar luz a un segundo largometraje que la transporta al continente africano, a uno de esos complejos turísticos que ya hospedaron a Ulrich Seidl en “Paraíso: Amor”. Aunque en el caso de Ballús se espera algo menos de bilis y pesimismo sobre la condición humana en su incursión en esos ambientes a través de la difícil relación entre una hija adolescente y su padre, acentuada desde el momento en que la chica queda fascinada por un cámara senegalés que se dedica a hacer vídeos de las excursiones de los turistas. Miradas fascinadas y choques interculturales y generacionales sobre los que Ballús levanta su nuevo proyecto.

Les distàncies, Elena Trapé
La cantera de directoras surgidas en territorio catalán – muchas de ellas al amparo del ESCAC – sigue extendiendo su huella impulsadas por el reconocimiento de un cine femenino que, con pocos recursos, consigue un alto poder de sugestión. En el caso de Elena Trapé, quien debutó en 2010 con “Blog”, para su segunda película se orienta hacia un drama existencial e intimista alrededor de un grupo de amigos que deciden desplazarse a Berlín para dar una sorpresa a uno de ellos con motivo de su 35 cumpleanos. Sin embargo, ese fin de semana que se suponía abrigado por la hermandad y el hedonismo, terminará exponiendo todo un cúmulo de decepciones y frustraciones ligadas a los anhelos juveniles incumplidos en sus primeros pasos por la edad adulta. Una disrupción que incluso llegará a cuestionar la amistad de ambos. Filme sobre sobre el fin de la juventud y los sueños asociadas a esta a através de un reencuentro amargo que de entrada remite al “Eden” de Mia Hansen-Løve.

7 razones para huir, Esteve Soler, Gerard Quinto y David Torras
Esta película episódica dirigida entre tres debutantes en el circuito cinematográfico amenaza con convertirse en una de las sorpresas del año. 7 razones para huir se divide en siete relatos diferenciados, abordados desde distintos géneros, tonos y con la presencia de actores de distinto pelaje, pero con el humor negro como denominador común. Esteve Soler adapta sus propios éxito teatrales sobre la sociedad del siglo XXI. La presencia de Emma Suárez, Sergi López, David Verdaguer, Jordi Sánchez, Pepe Viyuela, Francesc Orella, Antonio Resines, Vicky Peña, Aina Clotet, entre muchos otros, y los equipos de producción de “El camí més llarg per arribar a casa” parecen blindar su llegada al circuito comercial.

La enfermedad del domingo, Ramón Salazar
Pese a contar con tres películas en su haber, Ramón Salazar no es un nombre conocido para el gran público. Algo que podría cambiar con su último esfuerzo, La gran enfermedad del domingo. Un melodrama familiar sobre el reencuentro treinta y cinco años después de una madre que abandonó a su hija cuando tenía solo ocho. Tras aceptar pasar unos días juntas, lo que la madre ve una oportunidad para resarcir vieja heridas, para la hija representa pulsiones más ocultas e intereses ambiguos. El primer tráiler de la película sugiere un acercamiento al melodrama sosegado, sutil y delicado.