La nueva guerra entre Pacquiao y su entorno

Pacquiao podría romper su relación con su promotor Bob Arum, quién ha rajado sobre el poco compromiso de su estrella.

|
jul. 6 2017, 8:19am

Foto: Dave Hunt/EPA

"Si Manny (Pacquiao) quiere la revancha, adelante, pero yo no apoyo la idea, depende de él". Así se expresó el longevo promotor Bob Arum después de que su boxeador perdiera de manera injusta el pasado fin de semana en Brisbane, Australia. La rabia de Arum no fue tanto por la incompetencia de los jueces, sino por la ligereza que Pacquiao y su esquina se tomaron para ningunear a su rival australiano.

"Vi a este muchacho pelear en Nueva Zelanda y supe que era un rival competente", confesó irritado el viejo lobo de mar presidente de Top Rank. "Esto es lo que pasa cuando subes demasiado confiado y escuchas a los imbéciles de tu esquina decir que la única forma que Horn puede ganar es si Pacquiao se tropieza en el ring. ¿Qué tonterías son esas?", comentó Arum para BoxingScene.

Además de incluir al factor tiempo como uno de los principales motivos en el declive evidente del filipino, Arum se dedicó a criticar sutilmente las nuevas responsabilidades de su luchador ahora que ejerce como senador en las Filipinas.

"Este no es el Pacquiao de hace un año. No puedes ser senador y pelear a media jornada. Está envejeciendo, no rejuveneciendo".

Lo que a Arum se le olvida es que fue él quien dio pie a la patética "gira mundial" del "Pac-Man" para mostrarle al mundo que seguía siendo uno de los mejores pugilistas, y hasta se rumora que truncó un posible choque (mucho más atractivo) con Amir Khan.

Ante tal artificio, la respuesta del equipo de Pacquiao no se hizo esperar. BoxingScene informa que Aquiles Zonio, el encargado de llevar las relaciones de Pacquiao con los medios, se ha molestado con el promotor porque para él "[Arum] está buscando su nuevo 'becerro de oro'".

Zonio asegura que la pelea con Horn fue la última acordada en el contrato de Pacquiao con Top Rank, y que firmar una revancha podría ser ventajoso para Arum, quien buscaría contratar de nuevo al filipino para seguir explotándolo. "En mi opinión, no vamos a desvincularnos porque creo que Pacquiao podría tener más ofertas con otras promotoras. Si me preguntas, [Pacquiao] está para dos peleas más".

Arum, quizás por terco o ingenuo, tuvo que presenciar una pelea callejera en Brisbane para darse cuenta que su mina de oro ya no rinde igual

Se rumorea que buscaría ofrecerle a Jeff Horn un contrato de varias peleas para usarlo como su anzuelo en el estanque plagado de peligrosas pirañas de las 147 libras. Nombres como Thurman, García, Porter, Spence Jr., entre otros, son opciones atractivas para meter en el ruedo al joven e invicto australiano; la oportunidad perfecta para que Arum siga sacándole jugo a sus negocios multimillonarios.

La lucha del filipino no solo está en el ring (Foto: Duco Promotions)

En el entorno de Pacquiao parece que se ha iniciado una particular "Guerra Fría". Lo mejor para el filipino sería romper relaciones laborales con Arum y sus secuaces, para centrarse en su nueva vida como senador.

"Pac-Man" se podría retirar mañana y nadie se atrevería a cuestionarlo. Un personaje que le ha dado tanto al boxeo no debería estar atado a las órdenes de un dictador de los rings como lo es Bob Arum.