Conor McGregor cabrea a un país entero tras ser nombrado 'deportista del año'

Si nos fijamos en la reacción de Irlanda al triunfo de su paisano, podríamos decir que a Conor McGregor no le quieren ni en casa.

|
dic. 21 2016, 11:00am

Screenshot via YouTube

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Para muchos fans de las MMA fuera de Irlanda, la idea de que los compatriotas de Conor McGregor se mofen de sus logros en el octágono es indignante. Sin embargo, desde que el luchador dublinés apareció en escena, las artes marciales han sido cuestionadas como disciplina deportiva en Irlanda.

El criticismo ha continuado desde entonces, y el célebre escritor y comentarista de fútbol Eamon Dunphy ha asegurado que es "vergonzoso" que el futbolista Robbie Brady no entrara ni en la lista de nominados al premio 'Sportsperson of the year' que entrega la televisión pública (RTE) del país. El galardón, por supuesto, se lo ha llevado McGregor, lo que ha encendido aún más a sus detractores.

"Es difícil de entender. Parece una mezcla de maniobra para vender entradas y quedar bien ante el personal. Conor McGregor es más una celebridad que un deportistas, he visto varias peleas MMA y no consigo clasificarlas como un deporte", escribía Dunphy al ver que el mejor futbolista irlandés no figuraba en la lista. "Incluir a McGregor e ignorar a futbolistas de casa es ridículo, penoso y estúpido".

Otro célebre escritor del país, Vincent Hogan, afirmó que la popularidad de McGregor haría que el resto de aspirantes lo tuvieran crudo para ganar, y así ha sido. "Su voto será sobre fama, celebridad y perfil público, las cualidades que convierten en algo fatuo el hecho de defender las credenciales de McGregor por encima de hitos deportivos".

McGregor recibió una modesta ronda de aplausos cuando la televisión anunció su victoria, un logro que ayuda a aumentar la notoriedad y reconocimiento de las MMA como deporte en Irlanda. El luchador no pudo asistir a la ceremonia de entrega, pero agradeció en una conexión en directo el reconocimiento de su país.

A pesar de que, para ganar, tuvo que recibir los votos de sus conciudadanos, la reacción en las redes sociales no fue precisamente entusiasta. McGregor, el atleta más googleado de la nación en los dos últimos años, todavía tiene una fuerte masa crítica en casa. "¿Alguien entiende que el perro humano y luchador de jaula Conor McGregor haya ganado el premio a deportista irlandés del año?, escribía un tuitero enfurecido.

Para otros, el premio fue una demostración de pérdida de valores e identidad del país entero. "La RTE ha anunciado que McGregor es el deportista del año. De verdad, creo que hemos perdido nuestra identidad, moral, estándares, rumbo y mente", tuiteaba este tipo.

También reaccionaron los que opinan que las artes marciales son algo falso: "Lo de la RTE es una broma, un falso luchador que gana el 'deportista del año'. Conor McGregor Lol". Está claro por dónde van los tiros, pero los detractores de 'The Notourious' debería recordar que el boxeo ha tendido a promocionarse y celebrarse de la misma manera que las MMA, así que su argumento de que no es un deporte es bastante inconsistente.

Otra cosa son los méritos, y si haber ganado tres divisiones diferentes en un año y mantener dos cinturones en categorías distintas no es suficiente para ser el deportista del año de un país de 4 millones de habitantes, pues mal vamos.

Los haters tendrán que buscar mejores argumentos.