El tabú de los esteroides (II): la (ir)responsabilidad de los preparadores

Hablamos con un entrenador personal sobre cómo gestiona a los clientes que usan anabolizantes y sobre cómo evitar los principales problemas asociados a su consumo.

|
31 enero 2017, 8:40am

Foto de Nacho Doce, Reuters

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El otro día, un poco a regañadientes, un culturista amateur nos contó como sus ciclos de esteroides eran algo positivo a pesar de que le habían causado cambios de humor y depresión. Su relato contradictorio es algo habitual entre los consumidores de estas sustancias, por eso en la segunda entrega de nuestra serie El tabú de los esteroides queremos conocer la opinión de un entrenador personal para saber porqué algunos de sus alumnos decidieron meterse en este mundillo y cómo se asesora a alguien que está dispuesto a pincharse.

De puertas afuera nadie habla de ello, pero entre series de tríceps y barras, dentro del gimnasio, todo el mundo conoce de qué va el asunto. Al menos eso es lo que parece cuando hablas con las pocas personas que te van a reconocer —a la que se enteran de que eres periodista— que se toman sustancias químicas para mejorar su rendimiento físico y su estética.

Más fitness: Hablamos con un culturista sobre la adicción a los pinchazos

Tampoco es fácil encontrar un entrenador personal con ganas de darte su perspectiva. El motivo acostumbra a ser el mismo, la contradicción de la mayoría de discursos que relacionan los anabolizantes y la preparación física. Jorge*, de 30 años, lleva cinco años preparando los entrenamientos y dietas de personas que buscan "un determinado aspecto" o "cierto rendimiento deportivo". Él deja algo muy claro desde el principio: por mucho que sus clientes quieran meterse esteroides, él no les llevará el ciclo.

Foto de Carlos Barria, Reuters

"Si la persona quiere usarlos, yo le puedo llevar la dieta y el entrenamiento teniendo ese factor en cuenta para maximizar los resultados. Pero no estructuro ciclos. Esto es trabajo de ellos mismos, o de otros preparadores que quieran hacerlo", comenta. "Si quieres usar esteroides, al menos debes tener claro lo básico. Ves a gente que te envía su ciclo y piensas 'tú no deberías estar usando nada, si no tienes ni idea de cómo usarlo'".

A pesar de todo, Jorge reconoce que en los gimnasios es habitual encontrarte a gente que te ofrece estos productos. A él también le han ofrecido, y lleva un tiempo meditando si probarlos. De momento no lo ha hecho, pero se ha informado bien del tema para poder adaptar la preparación de los alumnos que sí han tomado. "Hay cierto nivel al que no se puede llegar si no se usan esteroides. La realidad es que si por X o por Y quieres tener un determinado aspecto, o quieres lograr cierto rendimiento deportivo, hay que ir por ese camino".

¿Qué haces cuando un alumno te dice que quiere usar esteroides?

Depende. Si es un chaval que apenas lleva un año en el gimnasio, es demasiado joven, no come ni entrena bien, no tiene seriedad ni ha puesto el esfuerzo ni se ha informado debidamente, le recomendaría que se dejara de tonterías y dejara de jugar con esteroides. Por el contrario, si es una persona que lleva entrenando tiempo, sigue una dieta adecuada, tiene un estilo de vida enfocado a lograr sus objetivos, ha hecho sus deberes, es serio, ha leído suficiente... lo considero.

A quienes no disuades, ¿qué les recomiendas?

No, no, desde luego que los disuado. Vamos a dejar algo claro: el 99% de las personas que quieren consumir esteroides no deberían, porque sus objetivos son perfectamente razonables y solo buscan un atajo sin considerar nada más; el 99% que lo hacen no llevan ni el tiempo, ni tienen el entrenamiento, dieta, descanso, mentalidad o rigor para hacerlo y aprovecharlo.

Tampoco tienen el conocimiento para hacerlo de forma segura y minimizando los riesgos, y eso nos lleva a lo que se suele ver: personas que no deberían hacerlo y que lo hacen mal, obtienen malos resultados y efectos secundarios. No lo recomiendo nunca, porque entonces la gente se pasa.

No entiendo por qué se usan masivamente pero no se recomiendan, ¿cómo se explica esto?

Principalmente por lo que te comentaba anteriormente. Usarlos de forma "adecuada", con control médico, con dosis y protocolos razonables y por personas que saben lo que provocan puede hacer —y lo hace— que los efectos secundarios se minimicen de forma muy importante. Ahora, estos son una minoría. El abuso y el uso sin cabeza están a la orden del día. Ese es el gran problema, en mi opinión, del uso de esteroides. De ahí que el primer mensaje siempre sea disuasorio. El primer mensaje siempre debe ser el "no lo hagas", porque la mayoría de personas no deberían.

Foto de Scott Webb, Unsplash

De nuevo, el mensaje principal del discurso de Jorge, que no está en contra del uso de esteroides, es que no es recomendable. Pero se hace y lo acepta, e incluso lleva a alumnos que consumen. La clave es que los resultados están allí, con o sin efectos secundarios de por medio. Cuando me habla de los beneficios que se buscan, "principalmente a nivel estético", me da un listado de medicamentos que, francamente, suenan mal por sí solos.

Hay compuestos que sirven para ganar más fuerza como el Halotestin, otros que se usan más para fases de volumen e incrementar la masa muscular, como el Deca Durabolin, la boldenona, el dianabol o el anadrol. También están los que se orientan más a la definición del músculo como el winstrol, el primobolan o el anavar. "Hay para todos los objetivos", resume Jorge.

Los riesgos están allí, amenazantes, aunque él piensa que se pueden minimizar mucho si se plantean los ciclos de manera sensata. Si la lista de fármacos para aumentar el rendimiento y el tono es grande, la que sirve para minimizar las consecuencias no es menor:

Para solucionar problemas de líbido y erección se usa gonadotropina coriónica humana durante el post-ciclo; la ginecomastia requiere una intervención quirúrgica e indica que la persona no debería haber tomado esteroides bajo ningún contexto; cuando aparecen problemas de colesterol, la solución se basa en una dieta rica en verduras y frutas; respecto a la calvicie, el uso de esteroides no la provoca sino que la acelera, así que "te habrías quedado calvo igualmente", pero más tarde.

"Cualquier persona que use esteroides debe saber que los efectos secundarios son una realidad, y que debe vigilar y tomar las precauciones necesarias. Hacer las cosas bien reduce los riesgos, ya que se necesita menos cantidad de esteroides para lograr mejores resultados. Es más importante el post-ciclo que el ciclo en sí. Mucha gente no sabe ni siquiera que es un post-ciclo".

Foto de Garance Renac, VICE Sports

Hablas mucho de minimizar riesgos, ¿cómo lo consigues?

Se pueden hacer varias cosas: 1. Vigilar las dosis que se usan sobretodo. Eso es lo que quita la mayoría de problemas. 2. Minimizar los compuestos y el tiempo de uso de cada uno. 3. Tener control médico periódico. 4. Estructurar bien el post-ciclo. 5. Tener inhibidores de aromatasa si usas esteroides que aromaticen en exceso. 6. Informarse de la fuente en la que se compran y vigilar que no sean falsificaciones.

Has hablado de llevar un control médico, ¿pero es fácil encontrar un médico dispuesto a ello?

Hay doctores y endocrinos que pueden hacerte seguimiento si saben lo que estás usando y eres honesto con ellos. Si quieres lo mínimo, paga para hacerte una analítica y aprende a controlar los marcadores importantes tú mismo.

Cómo preparador, ¿tienes una manera efectiva de controlar que tu alumno usa las dosis adecuadas y sigue tu programa?

La mejor manera es cribar bien al cliente. Al final del día, es su responsabilidad hacer lo que le digo respecto al programa de entrenamiento y dieta. Y respecto a usar las dosis adecuadas.....es su elección. No entiendo demasiado que alguien quiera hacer las cosas mal a propósito.

¿Cambia mucho la dieta y los entrenamientos una vez alguien se mete dentro de un ciclo?

Sobre todo el entrenamiento. Usando esteroides la capacidad de recuperación aumenta dramáticamente. Y el progreso es mucho más rápido, por lo que se deben tener en cuenta esos factores. También recomponer es muy sencillo, por lo que es frecuente buscar ese objetivo si se usan esteroides.

Imagen vía Wikimedia Commons

Jorge piensa que una solución a tanto silencio y desinformación sería la legalización de la venta de esteroides, que actualmente está prohibida en España. De esta manera, se podrían conseguir fármacos de calidad y un asesoramiento profesionalizado y sin miedo al estigma que conlleva actualmente reconocer que se usan o se ayuda a consumir este tipo de productos.

"Lo que suele echar para atrás en el consumo de esteroides suele ser el hecho de inyectarse uno mismo, los efectos secundarios y la existencia de productos no regulados o falsificados. Con la legalización, dos de los tres problemas te los quitas de encima". Quedan, irremediablemente, los efectos secundarios. Como de momento no hay un marco legal que permita la venta, ni se atisba nada parecido en el horizonte, hay que conformarse con permanecer en el terreno pantanoso.

"Hay muchos lugares para comprar, la venta online es la más común. Hay webs dedicadas a ello, que te venden el producto y te lo envían a casa camuflado en diversos paquetes simulando otros productos. No es complicado comprar, otra cosa es que la calidad sea adecuada. Porque no es lo mismo un producto de grado farmacéutico que un producto hecho en un laboratorio clandestino", afirma Jorge.

Entonces, si tu acabas probando estas sustancias, ¿dónde las comprarías y con quién te asesorarías?

Buena pregunta. No sé exactamente donde las compraría, pero lo que sí sé es que me autoasesoraría en cuanto a uso. Después buscaría un endocrino que no tuviera problemas en llevarme un control periódico sabiendo lo que estoy consumiendo. Eso por descontado.

Sobre este tema hay muchísima información, ¿cómo filtrarías la que es realmente buena?

Reconozco que es muy complicado. Hay libros dedicados a ello, por ejemplo, pero mucha gente prefiere hacerle caso al cachas de turno. Así acaban sucediendo los casos de efectos secundarios que siempre llaman la atención a la gente. Personas que no sabían, pidiendo consejo a personas que tampoco saben, usando productos de baja calidad, en dosis innecesarias, sin tomar precauciones y sin usar post-ciclo.

Mucha gente prepara sus ciclos con entrenadores, ¿también hay preparadores irresponsables?

Por supuesto. Muchos. Hay preparadores que de entrada, independientemente de quién seas y la experiencia o conocimientos que tengas ya te proponen una preparación con esteroides. Hay preparadores que sacan provecho económico de recomendar estos productos y se llevan muy buenas comisiones. En mi experiencia, he conocido a más preparadores irresponsables que responsables.

***

Mientras cierro nuestra charla, le comento a Jorge sobre "el otro problema" de los esteroides, el que representa la adicción tanto física como psicológica. Su reflexión me sorprende un poco: "la adicción es algo muy complejo que las personas suelen banalizar y simplificar, por lo que no me gustaría hacerlo. Lo que sí sé es que los esteroides han puntuado muy bajo en tablas de adicción respecto a otros compuestos que se consumen diariamente sin problema alguno, que están socialmente aceptados o incluso promovidos y que matan a decenas de miles de personas más, como son el alcohol, el tabaco o la marihuana".

Jorge no siempre tuvo una posición tan blanda respecto al consumo de anabolizantes, pero ha modificado su visión a medida que ha ido comprendiendo mejor el mundillo. "Hay el pensamiento de que usar esteroides es hacer trampa. Hace muchos años pensaba esto, pero a día de hoy creo que simplemente es otro camino". sentencia.

Sigue al autor en Twitter: @GuilleAlvarez41