El mejor deportista de la historia también puede ser una mujer

Un anuncio califica a Serena Williams como la mejor deportista de la historia a secas, sin diferenciar entre hombres y mujeres. Aunque el debate es subjetivo, da en el clavo en el fondo del asunto.

|
05 septiembre 2016, 6:32am

Federer siempre está entre los mejores deportistas de la historia, pero Serena ha ganado más Grand Slams que él y nadie dice nada. Foto de Toby Melville, Reuters

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Cuando la gente —y los medios de comunicación— se ponen a discutir sobre los grandes deportistas de la historia acostumbran a obviar a un 50% de la población del planeta. En líneas generales, nadie se acordará de los nombres de las mejores atletas cuando estén demasiado ocupados dirimiendo si Michael Jordan, Michael Phelps o que sé yo, Roger Federer, son el mejor deportista de todos los tiempos.

Saldrán, inevitablemente, muchos nombres —Muhammad Ali, Michael Schumacher, Usain Bolt, Diego Armando Maradona—, pero poca gente pensará en ellas, que también podrían ser el mejor atleta de la historia. Candidatas hay de sobras: Nadia Comaneci, Martina Navratilova, Lisa Leslie, Billie Jean King, Marta Vieira da Silva, Mia Hamm... Serena Williams.

La tenista estadounidense ha sido proclamada como la atleta más grande de todos los tiempos, sin meter el género de por medio, en el último anuncio de la multinacional Nike. ¿Y bien, nos preguntamos, acaso se equivocan?

El anuncio termina haciendo una referencia a una rueda de prensa reciente de la ganadora de 22 Grand Slams y cuatro oros olímpicos. Un periodista le preguntó que qué sentía cuando la situaban como "una de las mejores atletas femeninas de todos los tiempos", a lo que ella respondió: "Prefiero la expresión 'una de las mejores atletas de todos los tiempos'". Pam.

Calificar a alguien como el mejor en lo suyo es algo subjetivo, pero lo que canta es negar que las atletas mencionadas y otras muchas podrían estar colándose entre los Alis, Federers y demás colosos masculinos del deporte. Serena, de todas ellas, es una de las que más alto ha llegado.

Igual que sus homónimos masculinos —Federer, Borg, Nadal, Connors, Lendl...— que si aparecen en los típicos ránkings de "mejores deportistas de la historia", ha marcado una época y significado un antes y un después en su deporte. Vaya, que Williams ha hecho méritos de sobra.

La invisibilidad o reducción de los éxitos de la mujer en el mundo del deporte, sin embargo, es capaz de producir inquidades de este tipo. Ellos siempre estarán entre los mejores, pero ellas estarán solo entre las mejores... chicas. Sin la coletilla, sin recordar que son mujeres, no estarán en esas listas.

Ya era hora de decir que no, que ellas pueden ser "el mejor deportista de la historia". Eso sí, cada uno tendrá a su número uno, ya sea él o ella.

Sigue al autor en Twitter: @GuilleAlvarez41