Manny Pacquiao está deseando luchar contra Conor McGregor

Y esto es lo que opina sobre un enfrentamiento Mayweather vs. McGregor.

|
30 enero 2017, 8:50am

Photo by Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

La superestrella del boxeo Manny Pacquiao ha estado generando titulares a causa de sus comentarios recientes sobre su potencial para pelear contra el campeón de la UFC Conor McGregor. El tema salió a raíz del constante parloteo sobre la posibilidad de un enfrentamiento entre McGregor y Floyd Mayweather Jr. Aunque no se prevé ninguna negociación amistosa en un futuro próximo –y probablemente nunca la haya– ha quedado claro lo lucrativo que sería un enfrentamiento de estas características, y otros boxeadores destacables han querido meter baza.

"¿En el boxeo? En el boxeo [me enfrentaría a McGregor] pero no en la [UFC], solo en boxeo", dijo Pacquiao en una entrevista exclusiva con Fox Sports. "No vi [imágenes del enfrentamiento de Conor], pero si hablamos de Conor McGregor y de boxeo, son dos cosas distintas. El boxeo es diferente a las artes marciales mixtas".

Pacquiao luchará contra el australiano invicto Jeff Horn el 22 de abril, en la que será la primera lucha de un "tour de despedida" internacional, así que podría ser que hubiera un enfrentamiento después contra McGregor. Si a esto le sumamos el hecho de que McGregor solicitó una licencia de boxeo en el estado de California, no se nos ocurre ningún obstáculo más que pudiera impedir dicho enfrentamiento. Conociendo a Pacquiao –que "tan solo" se llevó 3,7 millones de euros en su última pelea contra Jesse Vargas– el reparto de ganancias tampoco parece que sería un problema entre ellos.

El boxeador y senador Manny Pacquiao durante una conferencia en Filipinas el pasado noviembre. Foto Erik de Castro/Reuters

Aunque este aspecto es precisamente lo que está retrasando el posible espectáculo de lucha entre Mayweather y McGregor. El presidente de la UFC, Dana White, le ofreció a Mayweather 23 millones de euros con un posible porcentaje del dinero generado por la televisión de pago, lo que el luchador se tomó a broma, llamando a White un "payaso de mierda" y alardeando de su reloj. En una entrevista anterior, Mayweather se mostró firme ante su petición de 93 millones de euros asegurados, y siendo esta una respuesta a la propia petición de McGregor de 93 millones de euros, parece que las negociaciones quedarán estancadas de momento.

Así que quizás la idea es que si McGregor no puede conseguir una pelea contra la mayor estrella del boxeo, podría bastar una lucha contra el segundo gran nombre del deporte. Aunque puede que esto tampoco sea del todo cierto.

Si piensas como yo, te parecerá que la reacción ante una posible pelea entre Pacquiao y McGregor es un poco floja. No es que Pacquiao no esté preparado (seguramente acabaría venciendo a McGregor en un combate de boxeo puro), pero también es verdad que está perdiendo relevancia dentro de su deporte. Todavía se le considera un luchador de élite, pero está claro que ha dejado atrás su mejor momento. Y aunque sus peleas siguen llenas de acción, su personalidad no; y el precalentamiento antes de sus combates es comparativamente soso. Esto demuestra de algún modo que el interés en un combate entre Mayweather/McGregor se basaría más en las personalidades de los luchadores que en su capacidad para pelear. A decir verdad, una lucha entre McGregor y Pacquiao seguramente sería más entretenida que si McGregor se enfrentara a Mayweather.

Esto también nos da alguna idea sobre quién lleva ventaja en las negociaciones para una lucha entre McGregor y Mayweather. White hizo unos comentarios interesantes al comparar las últimas ganancias generadas en la televisión de pago para cada uno de los luchadores (372.000 € de Mayweather frente a los 1,4 millones de McGregor), y eso nos lleva a preguntarnos quién es el que necesita a quién en la ecuación. La popularidad de una lucha entre Pacquiao y McGregor demuestra de algún modo la situación en la que se encuentra el luchador filipino, y puede que refleje lo bien que se recibiría una posible revancha contra Mayweather. Seguramente acertamos al decir que no le iría tan bien como a su predecesor.

Así que en el que puede que sea uno de los mayores giros de la historia, todo esto podría sugerir que Mayweather necesita más a McGregor en esta ocasión, a pesar de lo que todo ese dinero pueda decir sobre su capacidad para venderse. Obviamente, esta discusión es algo trivial debido a las pocas posibilidades que tenemos de ver a McGregor dar su mano a torcer, pero nos da una idea interesante de la relación que existe entre la comerciabilidad de las peleas y el peso que tienen las negociaciones en este deporte, y este es un tema que merece mucha atención.