Quantcast
Una especie de perro gigante se cuela en el partido entre Italia y Canadá en el mundial de Rugby de este año. Foto de Ed Sykes, Reuters.

El efímero y subestimado arte de invadir un campo

Niccolò Massariello

Niccolò Massariello

A veces alivian la tensión, a veces interrumpen una emoción, la mayoría de las veces simplemente nos hacen mucha gracia. Que no se pierda esta bonita tradición.

Una especie de perro gigante se cuela en el partido entre Italia y Canadá en el mundial de Rugby de este año. Foto de Ed Sykes, Reuters.

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

A veces ocurre que, estando sentado en las gradas de un estadio, viendo a tus ídolos jugar y oyendo constantemente sus nombres coreados por el público —un honor que tú seguramente no recibirás jamás—, la sangre te sube al cerebro y se mezcla con ese veneno tan humano llamado 'celos'. La negatividad crece y crece: a veces se convierte en pura frustración...

...o a veces se canaliza en una conclusión simple: tú también tienes derecho a tu minuto de gloria. Entonces te levantas, te quitas la ropa e invades el campo, lo cual te permitirá poder decir toda la vida que "Rafa Nadal me ha visto en pelotas". Es lo más normal, ¿no?

Más deportes: Las lamentables Olimpiadas de Franco

Evidentemente, entre entrenar durante años y años para intentar ganar lo mismo que Rafa Nadal —y convertirse así en un personaje tan conocido como él— y saltar al campo para ganarte la gloria durante un tiempo efímero, pues lo más sencillo es lo segundo. Te ahorras la exposición mediática, la presión, el estrés competitivo: solo tienes que saltar a pelo de la grada al campo... bueno, y pagar la multa correspondiente después.

Probablemente es esto lo que quiere esta gente que irrumpe en los estadios: los 15 minutos de gloria personal que propugnaba Andy Warhol para cualquier pobre mortal. Es por ello que nos gusta rendirles homenaje en VICE Sports: y para ello, aquí tenéis una selección de algunos de los mejores saltos al campo de los últimos años.

Un valiente con el mensaje "calor delante!" (?) salta a la pista en el Mundial de Esquí Alpino de 2009. Foto de Ruben Sprich, Reuters.

Mark Roberts invade el césped durante la Ryder Cup de 2010 en Newport. Foto de Stefan Wermuth, Reuters.

Bueno, también los animales tienen derecho a invadir un campo, ¿no? Aquí, una madre pata con sus patitos en Wimbledon en 2007. Foto de David Moir, Reuters.

Al parecer, está muy de moda invadir un campo durante Wimbledon. Esto pasó en 2002. Imagen vía Reuters.

En el partido entre Escocia y Qatar del pasado mes de mayo, un hombre tuvo ganas de enseñar sus atributos al mundo entero. Foto de Russel Cheyne, Reuters.

Aquí tenéis una buena idea para disfrutar del partido mejor de críquet entre Kent y Australia desde primera fila. Foto de John Sibley, Reuters.

Una obra de arte casual durante un partido de béisbol en Toronto el pasado 7 abril de 2013. Foto de Fred Thornhill, Reuters.

Un hombre feliz durante el partido de rugby entre Australia y Nueva Zelanda en 2008: poco más se puede añadir. Foto de Daniel Muñoz, Reuters.

Sigue al autor en Twitter: @nicolerebo