¡Sin oxígeno ni aletas! El mareante nuevo récord mundial de apnea

El buzo neozelandés William Trubridge sigue haciendo historia al conseguir una marca que casi acaba con su vida en 2014 al descender 102 metros sin oxígeno ni aletas.

|
jul. 25 2016, 7:35am

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

En 2014, el buzo neozelandés William Trubridge intentó batir su propio récord mundial de apnea pero después de mucho entrenamiento se quedó a solo diez metros de su objetivo. Se le quedó clavada una espina y durante estos dos años ha entrenado más duro que nunca para poder conseguirlo.

Al final logró el tan ansiado récord y fue capaz de descender 102 metros sin la ayuda de oxígeno ni aletas. Las aguas del Caribe fueron testimonio de su proeza, conseguida en unos largos e interminables cuatro minutos y trece segundos.

Después de un par de minutos descendiendo a las profundidades del Dean's Blue Hole en las Bahamas, William llegó al final de la cuerda logrando su nueva marca —la decimoctava que rompe en su carrera—. Lo único que le faltaba era regresar a la superficie...

Cuando un buzo desciende, su ritmo cardiaco disminuye entre el 10 y el 25 por ciento para pausar las funciones corporales y así reducir el consumo de oxígeno. Volver a subir, en cambio, es aún más complicado, ya que el tiempo de inmersión no perdona y el oxígeno va disminuyendo.

Eso es lo que le superó en 2014.

Este es el día en que William se quedó a solo diez metros del récord.

"De regreso hacia la superficie sentí que perdería la conciencia a mitad de camino, me moría por respirar pero me faltaba el oxígeno. Comencé a preguntarme si me pasaría lo de la otra vez", explicó el buzo.

Está claro que tras romper 18 marcas en su carrera, William intentará algún día volver a superar su propio récord. De mientras disfrutará de lo que ha conseguido con los amigos, la familia y toda Nueva Zelanda. La verdad es que las cifras de su descenso submarino marean.