Quantcast
Juegos Olímpicos

El COI no ayudará a pagar la deuda de Río 2016

Un 'NO' rotundo del COI para pagar la deuda olímpica.

Aaron Gordon

Aaron Gordon

El intratable presidente del COI

Hace casi un año de la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Río 2016. El Comité detrás de los Juegos Olímpicos de Brasil no puede darlos por concluidos oficialmente por el déficit que a día de hoy persiste. Se desconoce la cifra exacta.

El Comité ha hecho de todo para saldar la deuda: vender cables y aires acondicionados usados, pedirle dinero al gobierno federal y local, pero no han podido hacer mucho porque también están endeudados. Como último recurso, el Comité de Río 2016 solicitó la ayuda del Comité Olímpico Internacional (COI), organismo que se llevó la tajada más grande del pastel.

Y el resumen de esa conversación es simple: les negaron la ayuda.

"Debemos entender la situación en que se encuentra el país. Se trata de un país con una severa crisis financiera, política y social"

Para ser justos, el COI ya había contribuido con 1.500 millones de dólares para los Olímpicos de Río, cantidad que el organismo no tardó en destacar como la más alta en toda la historia del evento. Sin embargo, dicha aportación es solo una décima parte del coste total, unos 13.100 millones de dólares. La diferencia se cubrió, en gran medida, por el gobierno federal brasileño, el Estado de Río y los gobiernos locales, y, por supuesto, por el Comité Organizador.

El portavoz del COI, Mark Adams, no se equivocó en el momento de justificar la decisión del COI argumentando que "Debemos entender la situación en que se encuentra el país. Se trata de un país con una severa crisis financiera, política y social". La deuda sigue en pie, en parte, porque el último alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, le prometió al Comité cerca de 46 millones de dólares, los cuales se entregaron parcialmente.

La historia de Río 2016 se puede resumir de esta manera: pensaron que tendrían suficiente dinero, sucedieron muchos imprevistos y todos se quedaron sin billetes cuando llegó el momento de pagar.

Una vez más, al COI no le importa llenarse la boca con el supuesto legado positivo

El COI tiene una cantidad sustanciosa de dinero gracias a los Juegos Olímpicos, su único producto generador de ingresos. En el transcurso del ciclo olímpico de 2013 a 2016, el COI ganó 5.600 millones de dólares, la gran mayoría provenientes de acuerdos de retransmisión para los Olímpicos de verano.

Sin embargo, el COI considera su afiliación con Río 2016 oficialmente concluida. Una vez más, al COI no le importa llenarse la boca con el supuesto legado positivo que deja el masivo evento deportivo y huye con la cabeza en alto.