Fernando Alonso hará de taxista en Ciudad de México el próximo domingo

El piloto asturiano lo tiene bastante crudo en McLaren, pero no tanto como para pensar en pluriemplearse, ¿no?

|
30 octubre 2015, 11:25am

Sí sí, sonríe que no sabes lo que te espera. Foto vía Getty Images.

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Fernando Alonso no está teniendo la mejor temporada de su carrera este año que dijéramos. Tras dejar una Ferrari decadente para irse a una prometedora McLaren, la escudería italiana se ha puesto las pilas; la británica, en cambio, se ha hundido en la miseria. El monoplaza de Alonso no ha sido competitivo en ningún momento esta temporada —y para más inri, el asturiano ha tenido que cambiar de motor hasta ¡once! veces a lo largo de la campaña.

En el Gran Premio de México, el asturiano volverá a salir desde el fondo de la parrilla debido al enésimo cambio de su unidad de potencia. La situación no es buena, desde luego... pero tampoco es tan grave como para decidir cambiar de trabajo (al menos de momento).

El caso es que Alonso está tan desesperado que al parecer ha decidido pluriemplearse. Antes del GP de México, el piloto de Oviedo se dedicará a hacer de taxista por la Ciudad de México, concretamente en la zona de Polanco, una de las más 'chic' de la metrópolis norteamericana. Hemos decidido consultar con nuestros colegas de VICE Sports México para que nos comenten sobre el particular.

Os reproducimos íntegramente el comentario de nuestros compañeros al respecto:

La neta, está chida la dinámica, pero como buenos mexicanos y mejores 'chilangos' nos hacemos algunas preguntitas: La primera, por qué en lugar de Polanco, zona fresa, no va Alonso no sé, a Pericoapa o algún punto de Iztapalapa, o ya de plano que se rife por la Colonia Roma donde la hipstereada radica en la capital y donde, pues, está VICE.

Segundo. A quien se le ocurrió la idea del horario, no pensó que el 'DFctuoso' es un auténtico caos a la hora de la comida (Gracias Godinez). Ya nos imaginamos muy gustosos al buen Fernando Alonso pasando 45 minutos en el sol infernal para pasar un méndigo semáforo, solo cruzar tres puñeteras calles y en el camino le vendan cigarros sueltos, gomitas, cacahuates, el bonito y cultural Gráfico y le pidan una monedita pues para la subsistencia.

Y tercero. Aguas Fernando, en el Distrito Federal a los Uber los madrean los taxistas.

Está todo clarísimo, ¿no?